Descubriendo los Misterios del Universo y la Vida: Una Conversación con Pedro Viar Lahera

Descubriendo los Misterios del Universo y la Vida: Una Conversación con Pedro Viar Lahera

Descubriendo los Misterios del Universo y la Vida: Una Conversación con Pedro Viar Lahera

En nuestra editorial, estamos emocionados de presentar el nuevo libro de Pedro Viar Lahera, “Universo y vida: Una conexión cuántica”. Esta obra fascinante nos lleva a un viaje profundo a través de los misterios del universo, desde los orígenes del cosmos hasta la complejidad de la vida. Con un enfoque accesible y riguroso, Pedro explora las curiosidades de la física cuántica y la relatividad, desafiando nuestras percepciones sobre la realidad.

Dividido en nueve capítulos, el libro aborda temas que van desde la física de partículas hasta la biología de la vida, pasando por la cosmología y la metafísica. Pedro Viar Lahera nos invita a reflexionar sobre grandes preguntas que han intrigado a la humanidad durante siglos: ¿Cómo comenzó todo? ¿Qué es la vida? ¿Qué papel juega la física en la explicación de nuestra existencia?

En “Universo y vida: Una conexión cuántica”, Pedro no solo explica teorías complejas con claridad, sino que también nos anima a cuestionar y a pensar críticamente sobre las respuestas científicas establecidas. A través de ejemplos claros y una narrativa envolvente, el autor logra conectar conceptos científicos con la experiencia cotidiana, haciendo que la ciencia más avanzada sea comprensible y relevante para todos.

En este post, compartimos una entrevista exclusiva con Pedro Viar Lahera, donde nos revela sus motivaciones, desafíos y reflexiones más profundas sobre la obra. Acompáñanos en esta exploración y descubre cómo la física cuántica puede cambiar nuestra visión del universo y de nosotros mismos.

 

  • ¿Qué lo inspiró a escribir “Universo y vida: Una conexión cuántica”?

 

Muchas veces me pregunté en mi vida cotidiana si lo que estaba haciendo, fuera lo que fuera, servía para algo. Como soy optimista siempre me decía a mí mismo: “Seguro que sí, pero ya pensaré sobre ello”.

Ahora tengo tiempo para pensar, pero veo que no tengo suficiente y me da rabia, pero me ha asaltado una nueva pregunta dentro de mi optimismo: ¿Y si no acaba todo aquí? Y a partir de ahí empecé a darle vueltas y tratar de dar una respuesta científica racional (o no), e iba escribiendo lo que se me ocurría según investigaba. Luego pensé en ordenarlo todo un poco y darlo a conocer,

 

  • ¿Cuál considera que es el principal mensaje que los lectores deberían llevarse después de leer su libro?

 

Debemos de ser conscientes de que adquirir conocimientos produce placer, y para adquirir conocimientos debemos aceptar las opiniones de los demás por asombrosas o extrañas que nos parezcan. Cuando digo aceptar no quiero decir que las demos por ciertas, sino que entendamos que los demás pueden pensar de manera diferente a la nuestra y, por supuesto, la nuestra no tiene porque ser ciertas.

  • En el capítulo sobre física cuántica y relatividad, menciona varios conceptos complejos. ¿Cuál fue el mayor desafío al explicar estas ideas de manera accesible para el público general?

Cuando empecé a indagar en estas materias, me dije: “Madre mía! Esto es inexplicable!”

Pero una vez aceptado que lo que no parece racional en realidad sucede, podemos comprenderlo mejor. Es en ocasiones casi un acto de fe, pero si se da ese pequeño salto se pueden asimilar los conceptos más fácilmente. Trato de poner ejemplos sencillos que sirvan de “interruptor” para dar ese salto. Es como una “fluctuación cuántica”, algo que nos da energía no se sabe de dónde para traspasar la barrera y aceptar lo que sucede.

Una vez hablando con un amigo sobre el principio de incertidumbre de Heisemberg, que viene a decir que no podemos conocer con precisión dos cualidades determinadas de un objeto (si conocemos una de ellas con precisión, en la otra la perdemos esa precisón), me decía que no le entraba en la cabeza. Y yo le contesté que si le digo que “el que mucho abarca poco aprieta”, si lo entendía sin problemas. Pues ponte en la misma situación. Viene a ser lo mismo.

  • ¿Podría hablarnos sobre su proceso de investigación para este libro? ¿Cuánto tiempo le llevó completar esta obra?

Desde hace tiempo he venido leyendo biografías de grandes científicos y me llamaron la atención algunas teorías que eran sorprendentes, pero que nos servían para “mejorar” nuestra vida. Los principios de Newton los tenemos asimilados, aunque en su momento debieron ser cuestionados, pero tienen un reflejo en la realidad que percibimos. Las teorías de Einstein han costado más asimilarlas porque su comprobación es más complicada (si no aplicáramos la relatividad general no funcionarían los GPS que tanto usamos). La demostración de las teorías las cuánticas ya son otro mundo, pero realmente sirven para explicar muchas cosas. Por ejemplo, los ordenadores funcionan en un sistema binario: los bits son o 0 o 1, pero si emplean cubits (bits cuánticos) son 0 y 1 al mismo tiempo (esto es el principio de superposición), y en eso se basa la velocidad de procesamiento de los ordenadores.

Todo esto me ha llevado un tiempo previo, pero sin la intención de escribir. Una vez decidí escribir sobre el asunto habré estado investigando un torno a un año, básicamente absorbiendo información.

  • En su opinión, ¿qué importancia tiene la metafísica en el entendimiento del universo y la vida?

No sé si llegaremos a comprender estos misterios, pero si no nos hacemos una pregunta “trascendente”, que es la base, en mi opinión, de la metafísica, seguro que no lo lograremos. Y no debemos descartar a priori ninguna respuesta que nos demos. Cualquier respuesta puede ser la buena.

  • ¿Cómo cree que la física cuántica puede cambiar nuestra percepción de la realidad cotidiana?

Ya nos está cambiando la vida. Por ejemplo, con los ordenadores cuánticos que hemos comentado. El efecto túnel nos explica ya algunos comportamientos del sol, del ADN o de la orientación de las aves. De momento esto no tiene aplicación práctica, y aunque esto no es relevante, en mi opinión, la tendrá en breve plazo. Lo que pasa es que nuestra percepción de la realidad cambia rápidamente. Creo que a nadie se le ocurre buscar un sitio usando una brújula en vez de un GPS, pero hace unos años la realidad era otra. Cuando se produzca un cambio de percepción, creo que no nos daremos cuenta de ello.

  • ¿Puede explicar cómo la idea de la dualidad onda-partícula desafía nuestras intuiciones sobre la naturaleza de la materia?

Nuestra intuición está completamente restringida por nuestra experiencia y nuestra percepción. Si yo tiro una piedra al aire, la puedo seguir con la vista, se eleva y luego cae. La siguiente vez que la tiremos sabemos que la piedra caerá. Si cae en la superficie de un estanque sabemos que forma unas ondas concéntricas que transmiten la energía en todo su alrededor. Sabemos también que luego desparecen básicamente por rozamientos que disipan esa energía, pero llegamos a comprender que si no hubiera rozamiento y no se disipara esa energía podemos intuir que las ondas permanecerían.

El problema se plantea cuando decimos lo que pasa en el mundo atómico que, trasladado al mundo macroscópico, el de la piedra, viene a decir que la piedra puede estar un cualquier punto de las ondas del estanque en un momento determinado (en lugar de en fondo del estanque). Esto es contrario a nuestra experiencia y percepción, pero es lo que sucede en el mundo de las partículas.

  • ¿Qué impacto espera que su libro tenga en la comunidad científica y en la sociedad en general?

La verdad es que no creo que produzca mucho impacto, pero sí me gustaría que sirviera para que hubiera mayor empatía entre sociedad y ciencia, quiero decir entre los científicos y el ciudadano medio. Que se traten de comprender y se hagan comprender entre ellos.

  • ¿Hay algún concepto o teoría en su libro que aún sea objeto de debate entre los científicos?

Aunque todavía se discute cuál será el final del Universo, la teoría más extendida es el de la muerte térmica, pero hay algunas voces discordantes. Sin embargo, el principio del Universo es más polémico, y creo que no hay ninguna solución al instante 0, como tampoco lo hay en el inicio de la vida.

  • ¿Cómo aborda en su libro la relación entre ciencia y espiritualidad?

Creo que la espiritualidad puede ser uno de los motores de la ciencia. Nos da una cierta capacidad para hacernos preguntas que he llamado trascendentes. Es un poco la inquietud que nos entra por comprender cosas que no entendemos: Tiene que haber alguna explicación más allá de lo que percibo. Aunque puede ser que o siquiera la haya, el hecho de buscar esa explicación hace que la ciencia prospere.

  • ¿Qué avances científicos recientes considera más prometedores para la comprensión del universo y la vida?

Me llaman mucho la atención el efecto túnel (partículas que superan barreras infranqueables) y el entrelazamiento cuántico que permite enviar comunicaciones instantáneas. Son cosas que suceden, pero no sabemos por qué suceden. Cuando sepamos por qué ocurren, creo que nos darán muchas pistas para comprender (bueno avanzar en la compresión) tanto del Universo como de la vida. De hecho, creo que cuando comprendamos una de ellas, comprenderemos la otra.

  • En su opinión, ¿qué rol juegan la curiosidad y la duda en el progreso científico?

A un amigo mío, en el primer trabajo que tuvo como ingeniero de minas relacionado con los explosivos, le dieron una charla sobre el trabajo a desarrollar y tras ella, le preguntaron si tenía alguna duda. Y contestó que no, que no tenía porque no sabía nada, pero que quería saber. Si no tenemos curiosidad no arrancamos. Cuando somos curiosos nos atacan las dudas y es lo que nos permite progresar. Mi amigo acabo de director de la empresa.

  • ¿Qué consejo le daría a alguien que se está iniciando en el estudio de la física cuántica?

Que abra su mente y que no tenga miedo. El miedo a equivocarse o a hacer el “ridículo” es peligrosísimo y un lastre para el progreso.

  • ¿Hay algún otro tema que le gustaría explorar en futuros libros?

Hay una cosa que me preocupa y que se vislumbra en este libro y es que creo que somos muy poco empáticos. Creo que el mundo, en general, sería mejor para todos si consiguiéramos entendernos mejor, y para eso hay que ponerse en el lugar del otro. Es una asignatura pendiente del género humano.

  • ¿Cómo espera que evolucione el campo de la cosmología y la física cuántica en los próximos 10 años?

Creo que vamos a tener “sorpresas”, si es que no hemos tenido bastantes, y espero que el telescopio James Webb nos dé algunas de ellas. Insisto en que conocer más sobre el origen del Universo nos dará también más pistas sobre el origen de vida.

"Diario de la Luz y la Oscuridad" por Edgardo Galetti

2 julio, 2024

Entrevista Exclusiva: Desentrañando los Misterios de "El Punto Rojo" con su Autor

2 julio, 2024