Resurgir femenino y superación personal en los versos de Yurena R. Montoya

Resurgir femenino y superación personal en los versos de Yurena R. Montoya

Las piezas que componen el poemario Artes disociadas de la jovencísima Yurena R. Montoya van retratando su primera etapa vital, su llegada a la adultez, no exenta de sufrimiento, vergüenza, inseguridad, violencia y control. Por suerte, a lo largo de los versos de su poemario somos testigos de su empoderamiento, de su viaje hacia la autodeterminación y la configuración de su propia feminidad.

Poco a poco, Yurena fue desprendiéndose de esos hilos que, cual títere, la dominaban. Esos hilos, de los que habla en el poema Lucha solitaria (“la particular historia de una marioneta liberada”), fueron cortados uno a uno para dar forma a una mujer poderosa, orgullosa y fuerte.

Como otros muchos jóvenes, Yurena tuvo que afrontar sus traumas y sobreponerse a la violencia doméstica que sufrió desde su niñez. Su historia de superación está escrita en verso, igual que otros usaron sus propios vehículos de expresión. La creación artística tiene siempre ese componente de curación y empoderamiento que resulta tan excepcional y poderoso.

Según reza la contraportada de Artes disociadas de Yurena R. Montoya, “cuando se sufre la violencia de género en la infancia, el trauma se puede convertir en una gran carga llegada la vida adulta”. Ciertamente, las heridas pueden abrirse en el momento menos esperado y provocar convulsiones que merman voluntades. En su caso, su firme voluntad de un futuro mejor, hizo que Yurena se cosiera las heridas, poema a poema, verso a verso, hasta construir la mujer que es hoy.

Extracto del poema Sangre Seca de Yurena Montoya de su libro Artes Disociadas

Un cambio reflejado en su primer poemario

En el libro de Yurena somos testigos de esa metamorfosis, un proceso de crecimiento y superación que impregna sus poemas según se avanza en la lectura. En los vitalistas versos de Pride, por ejemplo, la autora proclama: “Reivindicarnos a besos, caricias y más placer. Orgullosa de aprender juntas, de este mundo cruel”. Ese orgullo de ser mujer en busca de su propio destino consigue arrancarla del fango y dar forma a una superviviente que decide, piensa y ama por sí misma.

En su cuenta de Instagram, @neuroyu, se define como “mujer gitana, reivindicativa, neurótica e intensa”. “La Yure” es hoy una joven auxiliar de enfermería que compagina esa dedicación a los otros que caracteriza a su profesión con la dedicación a ella misma y a sus colectivos, una activista creadora que da voz a otras mujeres en situaciones similares a la que una vez fue la suya. Pero la lucha sigue, continúa activa. Y es que los demonios y el miedo siempre están al acecho para asaltarnos en nuestros momentos más bajos. Aun así, su determinación feminista y su desarrollado genio creativo estarán ahí para desafiarlos y someterlos cuantas veces sea necesario.

LIBRE

A veces la nostalgia juega a joder,
sobretodo si me fundo en tu abrazo.
Todos los sentidos se calcifican,
como ese clavo en mi pie descalzo.

Vamos a cabalgar en nuestros sueños,
tu con los tuyos y yo con los míos.
En supervivencia ya soy añeja,
no serás quien domine a la princesa.

 

Tenemos a la venta en nuestra web el libro Artes Disociadas de Yurena R. Montoya, que ahora también se vende junto a una de las reivindicativas camisetas de @atrevindicativa, una marca de ropa que lucha por la desexualización del cuerpo femenino (atrevindicativa.com).

 

Poema Prime de la poetisa Yurena R. Montoya

Entrevista a Jenaro de la Campa Muñoz en el programa "Plató abierto" (vídeo)

8 noviembre, 2019

3 novelas protagonizadas por mujeres que te atraparán este invierno

8 noviembre, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *